Tarta de San Marcos

Ingredientes para el bizcocho:

  • 5 huevos
  • 220 g de azúcar
  • 240 g de fécula de patatas (yo la encuentro en una tienda de Santiveri)
  • 1/2 sobre de levadura
  • 120 ml de aceite de girasol
  • una cucharadita de extracto de vainilla
  • ralladura de la piel de un limón

Ingredientes para el relleno:

  • 750 g de nata para montar (yo utilizo la marca Krona y la compro en Makro)
  • 25 g  de cacao amargo
  • 180 g de azúcar

Ingredientes para el almíbar:

  • 100 g de azúcar glacé
  • 200 ml de agua embotellada
  • 100 ml de brandy

Ingredientes para la cobertura de yema:

  • 130 g de azúcar
  • 50 ml de agua embotellada
  • 4 yemas de huevo
  • 10 g de Maicena

Ingredientes para adornar la tarta:

  • Azúcar moreno
  • Almendras fileteadas
  • Praliné de almendras

 

Preparación del bizcocho:

Precalienta el horno estático  a 180°

Separa las claras de las yemas.

Bate las yemas con el azúcar hasta que hayan doblado su volumen.

Tamiza la fécula y la levadura y añádelas a cucharadas a la mezcla de yemas y azúcar removiendo suavemente.

Incorpora el aceite de girasol y el extracto de vainilla batiendo para amalgamar los ingredientes.

Monta las claras a punto de nieve muy dura con una pizca de sal.

Agrega lentamente las claras a la mixtura anterior con movimientos envolventes .

Forra un molde redondo de 24 cm de diámetro y 6 cm de alto con papel antiadherente.

Hornea durante 30-35 minutos.

PD: Prepara el bizcocho la noche anterior al montaje de la tarta y consérvalo en la nevera bien tapado con film transparente para que no se seque.

Preparación del almíbar:

Calienta el agua y el azúcar en un cazo. Cuando hierva, añade el brandy y deja a fuego vivo dos minutos más hasta que reduzca.

Retira el almíbar del fuego y déjalo enfriar. Pásalo a la nevera.

Yo lo preparo la noche anterior al montaje de la tarta, mientras tengo el bizcocho en el horno.

Preparación del relleno:

Monta la nata con el azúcar.

Reserva 200 g de nata montada para la cobertura lateral y conservala tapada en la nevera.

Divide la nata que queda en dos partes.

Añade a una de ella el cacao amargo y remueve cuidadosamente con unas varillas hasta obtener un color homogéneo.

Reserva ambas tapadas en la nevera.

Tarta de San Marcos

Montaje de la tarta:

Introduce el bizcocho media hora en el congelador. Este truco permitirá que sea más fácil cortarlo.

Retira el bizcocho del congelador y córtalo en tres planchas horizontales del mismo tamaño.

Prepara el plato donde vayas a presentar la tarta.

Recorta cuatro tiras de papel de aluminio y colócalas debajo de la primera capa de bizcocho, con el fin de que el sobrante de la nata de la cobertura lateral caiga a este papel y al retirarlo el plato de presentación quede limpio.

Con la ayuda de un pincel empapa la primera capa de bizcocho con el almíbar que habías preparado el día anterior.

A continuación, esparce la primera capa de nata montada y nivélala con una espátula.

Tapa la nata con la segunda plancha de bizcocho, mójala con el almíbar y recúbrela con una capa de nata trufada.

Coloca la tercera capa de bizcocho y báñala con el almíbar.

Preparación de la cobertura de yema:

Prepara un almíbar con el agua y el azúcar en un cazo no muy grande. Deja cocer 5 minutos y retira del fuego.

Mezclar las yemas con la maicena en otro cazo y mezcla bien para que no se formen grumos.

Añade el almíbar templado al preparado de yemas y maicena, pon al fuego y remueve con una cuchara de madera hasta que espese.

Rellena un recipiente grande con agua muy fría y cubitos de hielo.

Retira la crema de yemas del fuego y sumerge el cazo donde la has preparado dentro del bowl con agua fría. Sigue removiendo hasta que se enfríe. Este procedimiento es imprescindible para evitar que la crema se oxide y adquiera un color verdoso.

Con la ayuda de una espátula, extiende finalmente la cobertura de yema (tendrá una consistencia muy espesa) sobre la última capa de bizcocho.

Decoración:

Espolvorea la superficie de tú San Marcos con azúcar moreno y quémalo  con un soplete.

Cuando esté todavía caliente, adorna el azúcar quemado con un puñado de praliné de almendras.

Limpiar bien los laterales de la tarta con la espátula y reparte la nata que habías reservado para este propósito.

Tuesta las láminas de almendra en una sartén antiadherente.

Pega las láminas una a una sobre los laterales de la tarta.

Deja reposar por lo menos 4-6 horas en la nevera antes de degustar.

Tarta de San Marcos 2

Anuncios

Un comentario

  1. ¡mmmmm! está pa comérsela.
    Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: